24. Los órganos del cuerpo humano

Una vez los obreros o ciudadanos pobres de la ciudad de Roma se rebelaron contra los ricos. Su queja era, que mientras que ellos trabajaban siempre y pagaban los impuestos, los ciudadanos ricos de la clase noble nunca trabajaban, y su única ocupación era la de mandar y gobernar. Muy descontentos, resolvieron los obreros abandonar a Roma e irse a un monte cercano, jurando no volver a la ciudad.

Entonces los nobles enviaron a un sabio romano para convencer a los obreros de que debían regresar a la ciudad. El sabio habló a los obreros de esta manera:

Una vez los órganos del cuerpo humano se rebelaron contra el estómago, y muy indignados le dijeron:

- Nosotros trabajamos siempre mientras que tú nunca trabajas.

Los pies se quejaron de que ellos tenían que llevar al cuerpo y andar por todas partes; los ojos se quejaron de que ellos tenían que ver siempre todas las cosas y vigilar constantemente. Las manos dijeron:

- ¿Por qué debemos de estar siempre trabajando si tú descansas?

Y la boca gruñó:

- Toda mi vida he sido una tonta. He masticado todas tus viandas, mientras que tú no has hecho más que recibirlas ya preparadas. Busca otra boca.

De esta manera hablaron todos los órganos del cuerpo humano, resolviendo no trabajar más para el estómago.

Pronto, con gran sorpresa, empezaron a sentir el efecto de su rebelión. Los pies se sentían débiles, los ojos se obscurecían y no podían ver, las manos se ponían débiles; y, en fin, todo el cuerpo se iba debilitando, porque el estómago, no habiendo recibido viandas, no podía enviar alimentos y fuerzas a los órganos.

Entonces comprendieron los órganos que habían sido muy necios. Ahora entendían claramente que el estómago también trabajaba y servía a todos, y muy arrepentidos principiaron todos a trabajar nuevamente.

Los obreros romanos oyeron esta parábola y comprendieron su significado, regresando muy contentos a la ciudad a trabajar de nuevo.

Los nobles fueron más prudentes después de esto, y dieron a los obreros mejor paga y mejor trato.


Preguntas

1. ¿Contra quiénes se rebelaron los obreros romanos?
2. ¿Qué dijeron los ciudadanos pobres?
3. ¿Qué tenían que hacer?
4. ¿Eran pequeños los impuestos?
5. ¿Tenían recreos los pobres?
6. ¿Qué deben hacer los ricos?
7. ¿Eran felices los pobres?
8. ¿Adónde fueron los pobres?
9. ¿Quién salió a ellos?
10. ¿Qué les contó?
11. ¿Quiénes lucharon?
12. ¿Con qué?
13. ¿Por qué?
14. ¿Qué dijeron los órganos?
15. ¿Qué dijeron los pies?
16. ¿Qué dijeron los ojos?
17. ¿Las manos?
18. ¿La boca?
19. ¿Qué resolvieron?
20. ¿Cuál fué el efecto?
21. ¿Cómo se sentían los órganos?
22. ¿Cómo se sentía todo el cuerpo?
23. ¿Qué no podía hacer el estómago?
24. ¿Qué comprendieron los órganos?
25. ¿Qué habían sido todos?
26. ¿Servía el estómago a los órganos o no?
27. ¿Cuándo principiaron a trabajar los órganos?
28. ¿Comprende Vd. la parábola?
29. ¿Comprendían la parábola los romanos?
30. ¿Adónde fueron?
31. ¿Trabajaban ellos?
32. ¿Qué daban a los pobres los ricos?
33. ¿Cómo trataban a los pobres los ricos?


Előző fejezet | Következő fejezet

Una colección de recursos de web para estudiantes del idioma español.   A collection of online resources for Spanish language learning.

Nyelvi alapok

Nyelvgyakorlás

Játékos tanulás


Igeragozás

Írd be a spanyol ige főnévi igenévi formáját (saber, andar stb.)   ñ  

 


Források

Nyelvi szolgáltatások


Szószedet

A   B   C-CH   D   E   F   G   H   I   J   K-L-LL   M   N   O   P   Q   R   S   T   U   V   W-Y-Z
minden egyben


Olvasókönyv főoldal

©2005-2018 E-spanyol.hu

Az oldal címe:

Médiaajánlat | Honlaptérkép